Fisioterapia

Etimológicamente, la palabra fisioterapia procede de 2 palabras griegas: physys (naturaleza) y therapeia (tratamiento). Por tanto, la fisioterapia significarí­a, Tratamiento por la naturaleza o tratamiento por medio de agentes físicos.

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) es aquel arte y la ciencia del tratamiento por medio del ejercicio terapéutico, calor, frío, luz, agua, masaje y electricidad. Además la Fisioterapia incluye la ejecución de pruebas eléctricas y manuales para determinar el valor de la afectación y fuerza muscular, pruebas para determinar las capacidades funcionales, la amplitud de movimiento articular y medidas de la capacidad vital, así­ como ayudas diagnosticas para el control de la evolución. La Fisioterapia es una disciplina que se encuentra incluida en la Ley de Ordenación de Profesiones Sanitarias.

Esta disciplina terapéutica requiere de una formación universitaria que permite al diplomado en cuestión, hallarse en la posesión de los conocimientos necesarios para poder ejercer la profesión y sobretodo de aquellos que la Ley exige. Con todo ello, el profesional titulado podrá afrontar con total garantía patologías de todo tipo como: cervicalgias, lumbalgias, ciáticas, artrosis, artritis, problemas de columna vertebral, lesiones neurológicas, lesiones deportivas, etc. También es muy importante su papel en la prevención e investigación de dichas lesiones.

Por todo ello, si padeces alguno de estos problemas y no sabes dónde acudir, ya sabes a qué tipo de profesional debes buscar. Seguro que podrán ayudarte.